Sexualidad: 30/08/2017

Goza al máximo tu intimidad sin que te duela

Autor: Melania Dìaz

Tener relaciones sexuales es una de las actividades más placenteras que pueden disfrutar las personas. Sin embargo, en muchos casos, este deseo se convierte en dolor.

Goza al máximo tu intimidad sin que te duela

Existen mujeres e incluso hombres que sufren de dolor antes, durante o después de la penetración, y aunque para ellos es una situación frecuente no debe ser considerada como normal, porque el sufrimiento es señal de que algo anda mal.

Las causas de este dolor, que se conoce como dispareunia, pueden ser variadas. Entre ellas están ciertas posiciones sexuales, reacciones alérgicas, irritación, infecciones y lesiones genitales; resequedad vaginal, factores emocionales y psicológicos.

Las desagradables razones por las que ellas fingen el orgasmo

 Sin embargo, existen diversas alternativas para eliminar el dolor durante la penetración.

1. Si el dolor se debe a resequedad vaginal usa lubricante; los que son solubles en agua son una buena opción. Evita usar vaselina o aceites, ya que esto podría romper el preservativo y contraer algún tipo de infección de trasmisión sexual.

2. Disfruta del juego previo a la penetración, de esta forma ambos estarán más excitados y alcanzarán mayores niveles de placer.

3. Si hay algunas posiciones sexuales que te son dolorosas, evítales y practica las que te resultan más placenteras.

4. Recuerda que el sexo no sólo es penetración. Prueba con sexo oral o la masturbación mutua. Explota tu erotismo con masajes, juegos, películas, juguetes, etc.

Si el dolor es persistente, no lo dejes pasar y consulta a un especialista que te ayude a determinar las causas y a tratar este problema. Evita las complicaciones y recobra el placer al tener sexo.