Deportes: 13/07/2017

Gol de Chavarría cambia el paradigma funesto

Autor: Gerald Dávila

De la mano de Henry Duarte la selección nacional de futbol ha crecido a pasos agigantados, la evolución futbolística de Nicaragua se ha multiplicado, incluso saltándose procesos. Por eso es normal que los más entusiastas vieran a la Azul Y Blanco clasificar a la segunda ronda de la Copa Oro, obviando de manera garrafal que Martinica ha jugado cinco veces el torneo, que Panamá está en un nivel  por llevarlo al mundial y Estados Unidos es junto a México el gigante de la región.

No se tiene que ser severo con la selección, pues los resultados que está cosechando no deben sorprender, todo lo contrario, es la prueba fehaciente que se camina por el sendero correcto, todo cuestionamiento que se le haga a los muchachos es caer en una banalidad superflua que no tiene sentido. ¿Quién puede obligar a Nicaragua a clasificar a segunda ronda? ¿A caso es favorita sobre sus rivales? Para nada, perder no es del todo malo, cuando se dan muestras de mejorías, obviamente hay errores del ABC del futbol que se cometen porque ¡Nicaragua es nuevo en esto!

De repente se creyó que los pinoleros eran radicalmente favoritos para  ganarle a Martinica, eso es una tremenda insensatez, por supuesto que se le puede ganar a los caribeños , pero la etiqueta que los pinoleros cargaban es errónea, podrán ponerse las justificaciones que quieran: faltó Barrera, Cadena ,Casco, Duarte, Jaime Moreno. Nicaragua jugó su primera Copa Oro en 2009, eliminando a Guatemala en un partido que FIFA investiga como amañado, ya en el torneo se perdieron los tres partidos, sin anotar gol.

Tras esa primera incursión era normal que Nicaragua debia mostrarse más fuerte en su segunda participación y lo está haciendo, la derrota ayer contra Panamá evidenció que la azul y blanco presenta una mejor propuesta futbolística y las goleadas escandalosas sufridas en el pasado están quedando en el olvido, antes se jugaba para no salir goleado, el presente indica todo lo contrario. Los amantes al balompié nicaragüense no pueden ver como fracaso si la selección pierde los tres partidos, deben entender que se avanza paulatinamente mejorando todo lo anterior y el golazo de Carlos Chavarría ante los canaleros, es el gran parteaguas del cambio de paradigma funesto que pesaba sobre la selección ¡Primer gol de Nicaragua en  Copa de Oro, que golazo chava, soplan nuevos aires!