Curiosas: 11/01/2017

Un tratamiento con “Ventosas” que salió mal

Autor: Monitoreo

Li Lin, un hombre chino de 63 años, comenzó a sentir un fuerte dolor de hombro. Le molestaba moverlo e incluso era incómodo cuando lo mantenía quieto. Extrañado, y luego de haber probado varias alternativas para sanar el dolor, decidió acudir a una terapia tradicional china llamada Ventosaterapia. El tratamiento prometía curar el malestar de Lin y entonces, él aceptó probar suerte. Ni sospechaba lo que le esperaba.

 

“Me dijeron que en un mes mi hombro estaría perfecto”

Y claro, él les creyó. Sin embargo, poco tiempo después del inicio de la terapia, unas marcas rojas comenzaron a aparecer en su espalda. Le dijeron que era normal pues el tratamiento consistía en quitar el oxígeno de la zona tratada, y él nuevamente creyó.

Durante todo el proceso, Li aplicó las llamadas Ventosas en el mismo lugar de su espalda. No pasaron muchos días hasta que las marcas rojas cambiaron a un color negro. Luego comenzó a sentirse mareado, y le vino fiebre. Sin embargo, no detuvo el tratamiento y en vez, le pidió a su señora que le sacara las ventosas, fue ahí cuando se dieron cuenta de lo sucedido.

El cirujano Xie Liang señaló que cuando Li fue enviado a la sala de emergencia con más de 38 grados de temperatura corporal, su espalda estaba completamente negra. Luego de una exhaustiva examinación, los doctores señalaron que se trataba de una infección bacteriana. Además, aseguraron que de haber esperado un día más antes de ir al hospital, el hombre pudo haber muerto.

La ventosaterapia, según dijeron los expertos, no debe ser aplicada siempre en el mismo lugar. Las “copas” que son fijadas a la piel deben cambiarse diariamente.

Actualmente Li se encuentra en mejores condiciones y no está en riesgo vital.

Agencia