Opinión: 19/10/2016

La Victoria es Cierta

Autor: Nicaragua905

Juan Maltés

Por más que los grupúsculos autollamados de “oposición” intentaron todo el año 2016 desprestigiar las elecciones presidenciales del próximo seis de noviembre, “el tiro les salió por la culata”, como bien dice el refrán popular.

Estos grupitos llevaron su campaña anti nicaragüense incluso a nivel internacional, con repugnantes mentiras que más bien se estrellaron en sus rostros, pues nadie, ni adentro ni afuera de Nicaragua les creyó por ser tan obvias sus patrañas, de que los nicaragüenses no saldrían a votar.

A tres semanas de los comicios, la derecha recalcitrante, liderados por el diario político La Prensa, “la está echando toda contra las elecciones presidenciales para que se suspendan y quebrar el orden jurídico en Nicaragua. Pero nada de nada. Las elecciones se realizarán en tiempo y forma como manda el calendario electoral.

No debemos olvidar que la desesperación del diario La Prensa y sus acólitos es que Daniel y Rosario mantienen un constante y firme empuje entre los nicaragüenses.

De acuerdo a M&R Asociados Daniel y Rosario mantienen un constante 65 por ciento de apoyo entre los nicaragüenses, pero de acuerdo a mis cálculos, el día de las elecciones ese porcentaje puede subir al 70 por ciento.

Los partidos y alianzas políticas que participan en estos comicios, demuestran una vez más la pluralidad y diversidad de ideas que existen en Nicaragua y cada uno de estos partidos y las alianzas se expresan sin temor y con todo su poder en sus intentos de alcanzar el poder.

Al participar sin ningún temor, pero con mucha convicción, los partidos políticos y alianzas politicas envían un mensaje abierto a los grupúsculos de la derecha extrema de Nicaragua, que no se dejarán influenciar por los malos nicaragüenses y que más bien están pensando en el bienestar de Nicaragua y de todos los nicaragüenses sin excepción, incluyendo a los propios vende patria, que solo piensan en sus intereses personales.

Al enterarse que el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, visitaría Nicaragua para una serie de reuniones con el Gobierno Sandinistas, toda la derecha salió a tropel a pedirle al diplomático que “terciara” para que las elecciones se suspendan.

Habrase visto hasta donde llega esta gente: se declaran “demócratas” y al mismo tiempo solicitan quebrar el orden institucional. Por supuesto, que si el señor Almagro es un demócrata, ni siquiera recibirá a esos vende-patria.

La visita del Senor Almagro, por invitación del Gobierno Sandinista, es única y exclusivamente, para instalar unos mecanismos de conversación e intercambio entre las autoridades nacionales y el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA). Hasta ahí.

Todas estas patrañas y aberrantes mentiras de los ultra derechistas dirigidos por el diario político La 
Prensa, quedaron al descubierto con la ultima encuesta de M&R Asociados emitida esta semana, donde se mantiene un firme 79 por ciento de ciudadanos que votarán el seis de noviembre, tal y como lo hicieron en los comicios del 2010.

Y ese 79 por ciento de nicaragüenses que votarán, (de un poco más de cuatro millones de votantes), es producto del deber ciudadano que se ha inculcado desde 2007, cuando el Comandante Daniel Ortega y la Primera Dama y líder revolucionaria, Rosario Murillo retomaron el poder.

No hay país en America Latina y el Caribe, salvo en Nicaragua, que un numero tan elevado de ciudadanos ---79 por ciento--- acuda a las urnas a depositar su voto en paz, seguridad y tranquilidad.

De esa manera, los grupúsculos se apuntan un fracaso más en sus intenciones malevolas de boicotear los comicios, unos comicios que se desarrollan de forma realmente democrática y que culminarán, no hay ninguna duda, con un triunfo resonante con la reelección del Presidente Daniel Ortega y la elección para Vicepresidenta de la Republica, de la poeta e intelectual Rosario Murillo.

No hay vuelta atrás. La victoria sandinista con Daniel y Rosario es cierta y el futuro brillante y promisorio está asegurado.

Así es. Así será.